La psicología en el poker

Intermedio – La psicología en el poker

     Uno de los aspectos más importantes y difíciles que hay en el poker es su parte psicológica. Desde los niveles más bajos hasta los límites más altos existen aspectos psicológicos que se deben de dominar. Si por ejemplo analizamos el juego de los niveles más bajos donde es correcto jugar puramente en función de las matemáticas y donde predominan los ‘fish’, no será muy raro llegar a sufrir uno o varios bad beats. Saber sobreponerse a ellos, seguir jugando correctamente después de recibir alguno, es un factor psicológico muy complicado de dominar y que puede salvarte de llegar a la bancarrota.

     También forman parte de la psicología del poker cualquier estratagema psicológica. Reírse de cómo juega un contrario, hablar sin parar, hacer gestos o infinidad de otras conductas, puede llegar a desquiciar al rival y ganarle por esta vía. No obstante, este tipo de estratagemas no está bien visto, solo se pueden aplicar al juego en vivo y, lo más importante, ningún jugador profesional actual se caracteriza por usarlas. Esto se debe a un simple hecho, tienen tantas horas de juego a sus espaldas que es imposibles convertirlos en ‘fish’. Estos jugadores profesionales saben de memoria lo que deben hacer en cada momento y no será un tipo despectivo o charlatán quien se lo impida.

     Por psicología de poker se entiende meterse en la cabeza del adversario, analizar cómo piensa, adivinar lo que cree que piensas tu e incluso determinar lo que cree que tú piensas de él. Pongamos unos ejemplos sencillos, imaginemos que has estado demostrando fuerza durante gran parte de la mano, el adversario apuesta de todos modos y tú sabes por lo que le has demostrado, que el adversario cuenta con que le vas a ver la apuesta la gran mayoría de veces. Entonces, puedes tener claro que no está faroleando. Si por el contrario el adversario apuesta en una mano en la que no has demostrado fuerza alguna, tienes claro que el adversario sabe que en la mayoría de veces te vas a retirar, es posible que se esté marcando un farol.

     En los niveles más bajos no es necesario molestarse en empezar a analizar las partidas de esta forma. Primero por qué tu rival simplemente no lo hará; no se molestan en pensar en lo que uno piensa ni lo que piensas tu de él, pero sobretodo porque puedes encontrarte con cualquier personaje que haga jugadas suicidas totalmente imprevisibles. Además, lo común en esos niveles es jugar una y otra vez con rivales desconocidos, por lo que en cada mesa te puede tocar contrincantes con formas muy distintas de jugar. En los niveles bajos es recomendable jugar acorde a lo que te dicten las probabilidades, estar motivado para ganar todos y cada uno de los torneos y, en cuanto tu bankroll te lo permita y te sientas listo, pasar a los niveles superiores.

     En niveles más avanzados, esta manera de pensar pasa a ser obligatoria. Es tan simple como que perderás dinero si juegas sin mirar más allá de las probabilidades. Jugar en función de las matemáticas es jugar previsible, y ganar dinero al poker no se hace esperando a que dos jugadores comprueben que full es mejor (que se enfrente dos manos tan fuertes que tenían que llegar hasta el final); sino engañando al rival, jugando imprevisible. Eso sólo se puede hacer una vez consigas entender la manera de pensar de tus adversarios y sepas adaptarte a ella.

Pongamos un ejemplo de jugada: Usted está en la posición de UGT (under the gun) con 10 8 de trébol y sube 3 veces la ciega grande (subida estándar). Le iguala el dealer. Sale en el flop A K 5, A K de trébol. Usted apuesta 2/3 del bote, está jugando correctamente?

psicologia-poker

Si pudiésemos ver la mano del rival, observaríamos que la gran mayoría de las veces su mano sigue dominando la nuestra después del flop . Se supone que se juega al poker correctamente cuando, si pudieses ver la mano del rival, actuarías igual que cuando no las ves.

¿Entonces por qué hacer esa subida? Por muchas razones.

El jugador en posición de dealer tendrá la gran mayoría de veces AK, AQ, …, KQ, KJ, …, o parejas bajas; por tanto, la mejor mano que podría tener ahora mismo es dobles parejas o un trío. En su rango también entran manos que después del flop resultan muy vulnerables, como cualquier pareja baja que no sea un 5 o cartas del estilo Q9, K9.

Apostar después del flop hace pensar al rival que muy probablemente tengamos algún tipo de As con el que intentanmos defendernos del color, proyecto de escalera, o que tengamos una pareja alta con la que es correcto hacer una apuesta de continuación. Por tanto, si tiene alguna de las últimas manos mencionadas lo normal es que se retire. En este caso, ganaríamos el bote inmediatamente con nuestro semifarol. Aveces contra manos como K9 que nos dominaba.

Si por el contrario, tiene una mano de entre las primeras, algún As alto o trío; lo normal es que realice un check-raise (recordar que a nuestro rival ya no le asusta mucho ni el color ni la escalera por nuestra forma de haber apostado) tratando de dejarnos llevar la iniciativa. Si realiza un raise y no un check, le igualamos. No tenemos porqué estar desesperados por esa acción, ya que nos aporta aún más información y en caso de que salga el color conseguiremos un bote enorme ya que el rival está muy comprometido. Por nuestra parte ese re-raise, nos indica que podemos descartar cualquier proyecto de escalera cerrada e incluso el color con Q o J alto que nos mataría.

Con este movimiento habremos conseguido que nuestro color, que saldrá casi el 40% de las veces llegue a ser una mano totalmente imprevisible y, por tanto, muy muy rentable. El otro jugador llegará hasta el final si tiene trío o dobles.

Que hubiese pasado si hubiésemos hecho un check post-flop? Para empezar, puedes estar seguro de que hará una subida fuerte, obligándonos a igualar una cantidad que podría llegar a ser más grande de la que hemos apostado por iniciativa propia. Y lo peor de todo, el rival ya sospecha de que tenemos algún proyecto, por lo que en caso de que salga no le sacaremos rentabilidad alguna.

     Como podéis observar, hemos introducido en la cabeza de un rival medio una idea incorrecta de la mano que teníamos y así ganamos mucho dinero. A este nivel la jugada correcta es esta y no la del check. Pero recordar una cosa, jugando a un nivel más avanzado no sería nada extraño que nuestro rival nos re subiera bastante después del flop. Con ese rival llegamos al nivel de pensamiento siguiente, sabe que usted está intentando meterle en la cabeza que no tiene proyecto, y se lo hace pagar muy caro. Parece curioso pero a ese nivel el check post-flop ya no estaría tan mal.

0 Comentarios

Sin comentarios!

Todavía no hay comentarios, se el primero en comentar este artículo.

Dejar una respuesta

<